Quiénes somos

cocido-montanes-conservas-la-suegra-torrelavega-santander-cantabria

Hace unos sesenta años, allá por los años cincuenta, Ricardo Argos Puente funda en Torrelavega su empresa de representación de legumbres, actividad que por aquel entonces se denominaba comercio colonial. Durante más de cuarenta años continúa la actividad anterior, ampliándola con nuevas representaciones, pero teniendo siempre como referente el que fue su producto de partida.

En 1996 la empresa pasa a manos del hijo de  Ricardo, José Carlos Argos, y su mujer Ana María Izaguirre. Tras haber trabajado junto a su padre durante años, decide dar un nuevo impulso a la empresa con la comercialización de un producto propio. Del amplio conocimiento del sector de la legumbre y habiendo observado que la mayoría de las regiones españolas contaban con una versión en conserva de sus platos tradicionales, excepto el caso de Cantabria y nuestro tradicional cocido montañés, decide poner solución a esta carencia. Tras buscar los mejores ingredientes, y después de numerosas pruebas y catas hasta obtener un producto con la calidad y el sabor del auténtico cocido montañés, faltaba darle un nombre. De nuevo, fue la tradición la consejera. La recurrente frase «el mejor cocido lo hace mi suegra», tantas veces escuchada, fue la inspiración para el nacimiento de nuestro Cocido Montañés La Suegra, en formato de tarro de 720 gr. Se comercializó entonces el primer cocido montañés envasado, al que al año siguiente acompañaría la lata de 425 gr. En el año 2000, nació el formato de lata de 3 kilos, orientado a la hostelería.

En 1997 surge la idea de envasar uno de los ingredientes principales del cocido,  la Berza Cántabra de Asa de Cántaro en tarro de 370 gr. (al que posteriormente se suma el de 720 gr.), pensando en  la comodidad de añadir al cocido hecho en casa la berza ya cocida, aumentar la ración de nuestro cocido, o simplemente incluirla en las numerosas recetas que cuentan con este vegetal.

En el año 2000 se incorporan a la marca las Alubias con Chorizo, con receta de la propia Ana María.

En 2003 aumenta la familia de LA SUEGRA con el Vino Blanco de Solera. Traído de la meseta, es transformado en soleras en nuestros valles, adquiriendo sus peculiares características debido a las condiciones climatológicas de estos. Una excelente opción para poder tomar en casa el “aperitivo” con este vino tan nuestro.

Por último, en 2015 aparece el que hasta ahora es nuestro último producto: el Cocido Lebaniego, conocido plato de la comarca de Liébana de la que recibe su nombre.

En la actualidad, y ya dedicados en exclusiva a nuestra marca LA SUEGRA, la empresa se encuentra en manos de la tercera generación, apostando por la modernización con la venta on-line, para poder llevar la misma calidad y el sabor de siempre fuera de nuestra región.

conervas-la-suegra-torrelavega-gastronomia-de-cantabria